tecnologia-2086840

E-commerce, una forma sencilla de ser global

Empresas de cualquier tamaño y freelancers online pueden extender su alcance a otros mercados, donde cada vez hay más herramientas para encontrar clientes

Si en algo revolucionó Internet a la humanidad fue en la ruptura de los límites geográficos. La distancia virtual deshizo la real y las divisiones políticas quedaron reducidas a siglas como las de los aeropuertos (.ar, .br, .us…).

El comercio electrónico que se montó en la Web es una expresión de ello. Lo expuso aquí la ola de compras a China hace un tiempo, o los pedidos que subsisten en eBay o Amazon. La compraventa de bienes y servicios online conecta a cada vez más individuos y empresas en el mundo, y eso constituye una oportunidad de exportación para pymes, más eficiente que la tradicional.

El tema fue abordado en un taller del Ecommerce Day, organizado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), que reunió a más de 2500 asistentes de diversas industrias el martes último en el Hilton de Puerto Madero, y al doble, en la transmisión online.

Especialistas de distintos extractos destacaron el avance del comercio transfronterizo y las herramientas disponibles para implementar esta estrategia como un primer paso para ser global. Según la consultora OC&C, esas transacciones de un país a otro representaron 8% del comercio electrónico mundial en 2013, y se espera que llegue a 18% en 2020.

Amazon refleja la tendencia. Un 62% de sus ventas en 2014 se realizó en América del Norte; el 38% restante se generó fuera de allí. Bienes o servicios partieron desde más de 100 países, hacia 185. En el marketplace, el comercio transfronterizo casi duplicó el registro de 2013, según consta en el reporte anual.

El comercio, incluso el de los ajenos al medio, se mueve hacia una forma sencilla de internacionalizarse que sólo unos pocos aprovechan en la Argentina: en 2014, apenas 4% de las ventas por e-commerce se hizo a usuarios que residen en el exterior, según los últimos datos disponibles de la CACE. La misma proporción compró en un sitio foráneo en ese período. La salvedad es que de afuera hacia adentro pesaron las restricciones de montos y de aduanas, impuestas por el Gobierno.

“El comercio electrónico transfronterizo es un canal exitoso para desarrollar ventas internacionales, y una muy buena alternativa para acelerar y mitigar todos los procesos que puede haber en las fronteras para exportar”, dijo Marcos Amadeo, director general de Comercio Exterior del gobierno porteño.

El e-commerce es facilitador para la exportación desde la ciudad de Buenos Aires que exporta casi US$ 100.000 millones en servicios y 300 millones en bienes, según números oficiales. El fuerte en los intangibles, dijo Amadeo, toma especial relevancia en el contexto actual: “El comercio tradicional se está modificando por el protagonismo de los servicios en el comercio mundial y por los canales alternativos como el e-commerce transfronterizo, que se espera que crezca a un ritmo mayor al 30% anual en facturación”.

Aunque con el prefijo de las tres W pueden surgir clientes en cualquier latitud, América latina aparece como la primera opción. En la región, las ventas digitales ya superan los US$ 50.000 millones, según Emarketer. “Eso indica una clara tendencia de crecimiento y una gran oportunidad para fortalecer mercados a los que podemos llegar por nuestro mismo idioma, a través de este canal”, comentó Amadeo. En Brasil, pese a las diferencias lingüísticas, la Argentina aportó 11% de las compras de un total de 5,3 compradores online que saltaron las fronteras en 2013.

Pero la exportación no es exclusividad de las empresas, sino que es también una oportunidad para los individuos en el mercado de trabajo. El talento, como los productos físicos, tiene su espacio transaccional.

Nubelo es uno de ellos. La plataforma, creada en 2011 por Jorge y Nicolás Araujo Muller junto a dos socios españoles, conecta oferta y demanda de servicios profesionales online. “Las empresas 3.0 de hoy tienen estructuras distintas. Sólo una parte del talento está adentro, el resto se terceriza; no importa dónde esté. Dejan de ser elefantes para ser gacelas”, graficó Jorge Araujo Muller en el workshop del EcommerceDay. En Nubelo, el cliente hace un depósito de garantía que se libera una vez entregado el trabajo. Cerrada la operación se valoran mutuamente, y así se construyen niveles de confianza en el sitio, claves para la conexión.

A nivel empresa, la plataforma ayuda a internacionalizarse. La misma Nubelo se sirve a sí misma para avanzar en Colombia. “Se puede entrar a un mercado contratando profesionales -indicó Araujo Muller- sin tener que abrir una oficina, que demandaría más inversión.”

Entre las herramientas orientadas a incrementar las relaciones online, las redes sociales son favoritas, sobre todo, en América latina, dijo Mikael Larsson, especialista en integración y comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Dado que la Web puede resultar demasiado amplia para los que se inician en el comercio mundial, el BID creó Connect Americas, un sitio que cuenta con una red social para empresas, una suerte de Facebook B2B (de negocio a negocio).

Algunos datos apuntalan la idea. Según precisó el especialista del BID, cinco de los diez países que más usan las redes sociales son latinoamericanos; por otra parte, sólo 1,8% de las pymes en la región exporta. Entre ellas, la diversificación es pobre. El promedio de venta es de un producto a dos países, contra 9 productos a 7 países que logran las pymes en la Unión Europea.

Si bien el espacio de Connect Americas no es transaccional, tender lazos puede ser el envión para expandir las ventas hacia afuera. Como en cualquier red, las compañías cuentan con un perfil, donde pueden incluir un link que guíe a los potenciales clientes hacia el sitio de e-commerce. En adelante la red creada junto con Google, DHL, Visa y Alibaba.com se propone relacionar más directamente oferta y demanda, propias y de grandes compañías.

A su turno, el chileno Salustio Prieto, de amplia trayectoria en logística en el sector público y privado, hizo énfasis en el desafío que impone el e-commerce entre países. En América latina, dijo, el desempeño logístico es bajo (20% de los primeros intentos fallan) y los costos tienen alta incidencia, lo que contrasta, ejemplificó, con el free shipping subsidiado de Alibaba.com. En el mundo, el servicio sin cargo ya abarca un 47% de las órdenes.

Los vendedores, advirtió Prieto, deben tener múltiples tipos de entrega. En su adaptación para no ser avasallados por el avance de gigantes puros como Amazon, el sector logístico creó soluciones para e-commerce cross border como las casillas de correos locales en el exterior, y surgieron iniciativas como Easy Point, una red de comercios que actúa como puntos de entrega barriales.

Más compras y ventas en el país

51%

de las empresas

Vendió más en 2015

49%

compró entradas

Le siguen ropa y calzado, y electrónica; 59% eligió retirar en sucursales

8

de cada diez

considera relevante la financiación para comprar

33%

de los usuarios

Hizo una venta en el semestre, y 25% compró al menos una vez al mes.

 

SITIO WEB
http://www.lanacion.com.ar, [Web en línea] http://www.lanacion.com.ar/1825307-e-commerce-una-forma-sencilla-de-ser-global [Consulta: 10-09-2015]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *